Ir al contenido principal

LA LLUVIA AMARILLA. Julio Llamazares.


  

  El autor utiliza el monólogo de un hombre que se ha quedado solo completamente, y que está, como él mismo dice, ya derrotado, para hacer una profundas , tristes pero poéticas y bellísimas reflexiones sobre la vida, la muerte, el tiempo, la memoria,  el miedo, el olvido...

Todo es noche, sol turbio y deshecho en sangre, nieve, hielo, niebla, lluvia, otoño, hojas que caen, casas q se derrumban, Color amarillo. Vapor de memoria. Tristeza y comienzo del fin.


La vida no ha sido para él nada más que la continuación de la  de sus antecesores :  se sigue apoyando en el bastón en el que se apoyaba su padre, el mismo trabajo, la misma manera de vivir sin cuestionárselo ni por un momento. La vida ha sido para él eso y un continuo recibir la visita de la muerte, y lo que es peor, de la desaparición. Una vida sin dudas sobre cómo vivirla, como si no hubiera otro modo. Hasta que se queda solo, y su vida se vuelve nada más que recuerdo.

La memoria. Nuestro hombre recoge desde niño la memoria de los hombres ancianos del pueblo. Asimila sus relatos y los hace suyos. Es una memoria heredada. Luego, sabe que va a morir pronto porque confunde la realidad con los recuerdos. La realidad con los sueños. Hasta sueña con lo que va a pasar cuando haya muerto. Su metáfora las sombras.

Al tiempo se refiere con la metáfora del otoño y la lluvia amarilla que poco a poco va oxidándolo todo, incluido nuestro corazón.

La muerte, su asidua visitante, que le llena de miedo a pesar de haber llegado su momento, a pesar de que acepta su derrota después de tanto resistirse, y a pesar de que la desea como único remedio. Sus metáforas el frío, las alas negras.



Lo que le produce más miedo , no es la muerta en sí, sino que su muerte significa que ya nadie va a recordar todos sus recuerdos. No va existir nadie que herede su memoria. Él y todo lo que él recuerda, ve y siente van a caer en el olvido. También lo oscuro. Lo oscuro representado por las serpientes que ocupan el lecho de aquel pobre niño que vivió siempre atado. Algo conocido y consentido por todo el pueblo.

" El tejado y la luna. La ventana y el viento.¿Qué quedará de todo ello cuando yo me haya muerto? Y, si yo ya estoy muerto, cuando los hombres de Berbusa al fin me encuentren y me cierren los ojos para siempre, en qué mirada seguirán viviendo?"

  Como he dicho antes , estos temas universales son tratados por alguien que está en absoluta soledad, alguien a quien esa soledad le lleva a dejar de ser persona, a ser sólo recuerdos, memoria, la sombra de sí mismo. Y como el hombre necesita de los demás, él ve fantasmas, sombras de todos los seres con los que convivió. Y al borde de su lecho de muerte ahí está sentada su madre, con él, como le ocurre a tantas personas.



El tema amor no aparece, creo. Pero si el vínculo  que une a las personas, que aquí parece un vínculo forzado por la necesidad. La necesidad de los demás para hablar junto al fuego, beber y reír. Ese vínculo que nos ha hecho hombres, esa necesidad de comunicarnos, de cuchicheo, que seguramente nos llevó al lenguaje.

  La novela se cierra con las mismas palabras que empieza :
  " Cuando lleguen al alto de Sobrepuerto estará seguramente empezando a anochecer. Sombras espesas avanzarán como olas por las montañas y el sol, turbio y deshecho, lleno de sangre, se arrastrará ante ellas agarrándose ya sin fuerzas a las aliadas y al montón de ruinas y escombros de lo que, en tiempos, fuera ( antes de aquel incendio que sorprendió durmiendo a la familia entera y a todos sus animales) la solitaria Casa de Sobrepuerto. El que encabece el grupo se detendrá a su lado. Contemplará las ruinas, la soledad inmensa y tenebrosa del paraje. Se santiguará en silencio y esperará a que los demás le den alcance. Y, cuando todos estén juntos, junto a las viejas tapias del caserón quemado, se volverán al tiempo para ver cómo la noche se apodera un día más de las casas y los árboles de Ainielle,..."

Sombras, ruinas, soledad, silencio, noche...caen sin remedio sobre el pueblo y su último habitante.



Entradas populares de este blog

PALABRAS MÁGICAS.

Las 20 palabras más bonitas en español y su significado


Un maravilloso recorrido por las palabras más bonitas y desconocidas en español, junto con su significado. Las palabras y el lenguaje son la verdadera magia de este mundo. 1. Serendipia Hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta Un momento de sorpresiva revelación 3. Elocuencia El arte de hablar de modo eficaz para deleitar o conmover 4. Etéreo Extremadamente delicado y ligero, algo fuera de este mundo 5. Efímero Aquello que dura por un período muy corto de tiempo 6. Efervescencia Burbujas en cualquier tipo de líquido 7. Aurora Luz tenue y en tonos rosados, que aparece justo antes de la salida del sol 8. Arrebol Cuando las nubes adquieren un color rojo al ser iluminadas por los rayos del sol 9. Época

El fin del mundo y un despiadado país de las maravillas. Haruki Murakami.

Al abrir esta novela no sabía a la variedad de temas y características con las que me iba a encontrar. Sí, ya sé que está escrita por Murakami, pero a pesar de ello.      La obra está narrada en primera persona por el protagonista o héroe. Si porque es una novela con muchos elementos de lo cuentos . Como digo, el héroe sería el joven narrador, un "bicho raro" que va acompañado y animado por un segundo personaje sin el cual nunca alcanzaría su objetivo. Este escudero sería aquí la " chica gorda" , nieta del "sabio anciano" que aporta sus consejos. En realidad tenemos dos sabios, a falta de uno, también " el coronel". Los malos no podían faltar, ni por supuesto la amada. Ningún personaje tiene nombre.     No sólo Murakami utiliza estos elementos de los cuentos, también está el armario que nos lleva a otro mundo, unicornios, clips para seguir el camino, el bosque...Este último elemento tiene una gran carga simbólica, y es que el bosque es la front…

LAS CENIZAS DE ANGELA. Frank McCourt.

Después de un tiempo vuelvo a publicar. Esto es buena señal. Estoy mejor y además hoy me han dado una buena noticia.  Vuelvo con Las cenizas de Angela , un libro triste pero lleno de esperanza.    El protagonista es Frankie, un niño de origen irlandés que vive en EstadosUnidos  con su familia. Les va tan mal allí que vuelven a Irlanda. Pobreza, niños que mueren, un padre alcoholico...Pero , gracias a Dios, están "las palabras ". Frankie pronto se da cuenta de lo importantes que son y dice sobre su hermano: Él no entiende las palabras porque sólo tiene dos años, y no hay cosa peor que ésa en todo el mundo. Frankie va aprendiendo más palabras,  aprende también que las palabras son capaces de componer cuentos, historias, poemas y libros.    Los cuentos e historias de su tío Pat Keating le hacen reír, divertirse, entretenerse... Los poemas que recitan Patricia y el señor Seamus, le hacen soñar y emocionarse. El señor O'Halloran, el director del colegio, le enseña que los libros…