Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2015

BODEGONES CASEROS.

Hay momentos en que, mientras andamos ocupados en casa, nos fijamos en cualquier composición sencilla, sin importancia, como una bandeja preparada para tomar un tranquilo desayuno a primera hora de la mañana, o un conjunto de cosas que se van a convertir en una sabrosa comida, o la compra recién hecha esperando a ser guardada, o una merienda que alguien no ha resistido probar antes de tiempo...Y al verlas sentimos algo que nos lleva a quererla dejar así por más tiempo, tal y como en ese preciso instante la estamos viendo. Quizá porque sabemos que,en un momento, ese conjunto va dejar de ser lo que es, va a pasar a ser los restos de un desayuno, un guiso, un molde vacío, o una encimera manchada con restos de hortalizas.



Y eso es también lo que nos pasa a nosotros. Somos personas , individuos que formamos un grupo, Al pertenecer a un grupo cambiamos , nos mezclamos con esas otras personas y nos convertimos en algo más rico, como una familia, un grupo de amigos, una clase que quiere apren…

PERIGORD.

¿En cuál de estas casas te gustaría vivir?










































































Si te conformas con verlas, porque lo de vivir lo veo más difícil, prepara tu maleta y sal corriendo al Perigord en Francia. Recorriendo sus pueblos llenos de encanto, podrás elegir cuál será tu casa, o por lo menos cuál será la casa de tus sueños.

Bon voyage!



Publicado con Blogsy

LOS AMANTES.

La Ejecutiva sale del moderno edificio de oficinas. Es una mujer madura, elegante y llamativa. Va derecha a coger un taxi. En la parada la está esperando el joven Becario. Es mono y de estilo desenfadado. Cuando la ve aparecer sonríe y le coge solícito el maletín. La Ejecutiva para en seco y le pregunta arisca qué está haciendo. Estaba deseando verte, le responde con atrevimiento el Becario. A la Ejecutiva le fastidia la respuesta, pero por otro lado...Así que permite que le lleve el maletín y le abra la puerta del taxi. El Becario intenta besarla. Ella le aparta indignada.

El Becario no se rinde tan fácilmente. Necesita besarla , abrazarla, que le bese y le abrace.No piensa en otra cosa desde que la conoció en la fiesta de la empresa. Le deslumbró su aire de triunfadora ; cómo hablaba con toda naturalidad de sus viajes, de sus reuniones con gente importante, hoy aquí mañana allí, pasado en Londres, ayer en Nueva York...Así que al día siguiente vuelve a esperarla a la salida del tra…

Otoño en el Perigord Verde.

Cuando llega la primavera me alegro porque empieza a mejorar el tiempo y aparecen brotes tiernos en las plantas, y los días se alargan. Pero el otoño aunque es todo lo lo contrario me vuelve loca por sus colores. Me encantan t y me dan tranquilidad esos días que amanecen nublados o con niebla para luego volverse soleados, y más tarde se cargan de nubes que dejan caer una lluvia fina y suave. Me encantan esos dias con fondo gris salpicado de colores intensos, rojo , más rojo, verdes, amarillo, morado, naranja...y esa luz, esa luz que tiñe las casas de color dorado.

En la mayoría de los sitios el otoño, como digo, es especial. Pero hay lugares que parecen estar ahí solamente para esperar a que llegue esta estación del año y lucirse en su mayor esplendor. Uno de estos sitios es el Perigord Verde, en la Dordoña , Aquitania, Francia.

SAINT JEAN DE COLE.




BRANTOME.







¡ Feliz Otoño!



Publicado con Blogsy

POTTERY

Cuando como fuera de casa una de las cosas que más me gusta, aparte de la comida por supuesto, son las distintas formas de servir esa comida. Ahora parece que hemos vuelto al gusto por lo antiguo, por servir la comida y bebida en ollas , tazas, vasos, teteras y demás al estilo rústico y artesanal propio del lugar.

Si el cocido lebaniego ya de por sí es una maravilla, no digamos si nos lo traen además en esta coqueta olla. Potes, Hotel Valdecoro.

Para después de cenar no hay nada como un Té de los Puertos con un chorreón del mejor orujo , y servido así. Restaurante El Cenador del Capitán. Potes.




Y qué me decís si después de un paseo por la ciudad, ya cansada, te sientas a tomar un café y te preguntan que si lo quieres de puchero. Para volverte loca de alegría.Tanto por el sabor intenso y delicioso del contenido como por su continente.

Orense. Zona de la Catedral.

¡Hasta pronto!



Publicado con Blogsy